martes, enero 31, 2006

Todo resulta insignificante desde aquí

2 comentarios:

Betroyer dijo...

O todo adquiere sentido...

Es cosa de perspectivas...

eL Orfebre dijo...

De tan cerca que ha estado en estos días, créeme que es el único regalo que se me asemeja a la verdadera realidad... Y que duele hasta en lo ajeno.

Orfebre.